Preocupada por qué tu vagina no se está comportando de la misma manera. Nada de qué preocuparse, puedes aumentar el potencial erótico de tu vagina sin tener grandes esfuerzos.

Debes mantener constancia y poner en practica algunos unos cuantos ejercicios de visualización para que seas más consciente de lo que sucede en tu zona íntima.

También es importante la autoestimulación para que te conozcas a ti mismas, así que deberías pensar en hacer una visita a una sexshop.

El sitio Ideas Que Ayudan  recomienda seguir estos pasos para alcanzar buenos resultados:

Relájate y respira profundamente. Cierra tus ojos y visualiza cómo fluye el aire de tus caderas hacia tus pies.

 Concéntrate en la parte baja de tu vientre y piensa en ella como si fuera un recipiente lleno de energía.

Ahora, imagina que la energía de tu vientre se desborda lentamente.

Mantén tu ritmo de respiración por cinco minutos y después comienza con los ejercicios Kegel. Recuerda que estos movimientos están diseñados para fortalecer los músculos del tu piso pélvico y aumentar la sensibilidad dentro de tu vagina durante la penetración.

Es importante que mientras contraes y relajas los músculos de tu vagina, pienses en la energía sexual de tu vientre mientras se desborda.

Para aumentar las sensaciones, debes emitir sonidos de placer al inhalar y exhalar. Recuerda que el tiempo para relajar los músculos pélvicos es tan importante como el tiempo para contraerlos.

También puedes ir de visita a un sexshop, allí encontrarás diversos artículos que te pueden ayudar a incrementar la sensibilidad, desde pastillas formuladas con ingredientes naturales, estimuladores de clítoris, vibradores o dildo, y mucho más. Lo importante es que comiences a conocerte a ti misma para tener una relación sexual de pareja profunda y placentera. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *