Antes de preocuparnos, hay que ser coherentes: ¿Puedes correr tan rápido como cuando tenías 20 años? ¿Lanzar una bola de beisbol con la misma fuerza? Probablemente no.

Pero eso no quiere decir que no podemos hacerlo. ¿Cierto? Lo mismo pasa con el tema difícil de la disfunción eréctil.

La disfunción eréctil puede ocurrir por muchas razones. A veces es tan simple como el efecto secundario de un medicamento en particular, pero para aproximadamente el 75% de los hombres, la causa es más compleja. La disfunción eréctil puede ser el resultado de una enfermedad vascular, una enfermedad neurológica, diabetes o tratamientos o cirugías relacionados con la próstata.

Si actualmente estás en esta situación, prueba estos consejos para superar la disfunción eréctil para una mejor salud y una mejor vida sexual.

Camina. Según un estudio de la Universidad de Harvard, solo 30 minutos de caminata al día se relacionó con una caída del 41% en el riesgo de disfunción eréctil. Otra investigación sugiere que el ejercicio moderado puede ayudar a restaurar el rendimiento sexual en hombres obesos de mediana edad con disfunción eréctil.

Come bien. Según el Estudio de Envejecimiento Masculino de Massachusetts, comer una dieta rica en alimentos naturales como frutas, verduras, granos integrales y pescado, con menos carne roja y procesada y granos refinados, disminuyó la probabilidad de disfunción eréctil.

Presta atención a tu salud vascular. La presión arterial alta, el nivel alto de azúcar en la sangre, el colesterol alto y los triglicéridos altos pueden dañar las arterias del corazón (causando un ataque al corazón), en el cerebro (causando un derrame cerebral) y conduciendo al pene (causando disfunción eréctil). Consulse con su médico para saber si su sistema vascular, y por lo tanto su corazón, cerebro y pene, está en buena forma o necesita una puesta a punto a través de cambios en el estilo de vida y, si es necesario, medicamentos.

Mantén el peso ideal. El tamaño importa, así que adelgaza y mantente delgado. Perder peso puede ayudar a combatir la disfunción eréctil, por lo que lograr un peso saludable y permanecer allí es otra buena estrategia para evitar o corregir la disfunción eréctil. La obesidad aumenta los riesgos de enfermedad vascular y diabetes, dos causas principales de disfunción eréctil. Y el exceso de grasa interfiere con varias hormonas que también pueden ser parte del problema.

Ejercitalo. Un piso pélvico fuerte mejora la rigidez durante las erecciones y ayuda a evitar que la sangre salga del pene. Según un estudio británico, tres meses de ejercicios de Kegel dos veces al día fortalecen estos músculos, combinados con biorretroalimentación y cambios en el estilo de vida, como dejar de fumar, perder peso, limitar el alcohol y rápidamente verás los resultados.

También puedes intentar con viagra natural como el Tongkat Ali, un conocido como suplemento natural con reconocidas propiedades de potenciación sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *